El Estandarte

Una de las ideas que mas llama la atención al hojear el quinto libro, es el encuentro que tiene la escolta del rey Theoden – luego de la entrevista con Saruman – con un grupo de jinetes que venían del norte, buscando a uno llamado Trancos. Armados y pertrechados para la guerra, esta treintena de jinetes – los hijos de Elrond los acompañaban - tenian aspecto recio y arrogante,con rostros como de roca avejentada por los años y las campañas. Nos dice Gimli que a su lado, los jinetes de Rohan, parecían niños; ellos son la llamada compañía gris, los renombrados montaraces del norte, los últimos descendientes de los numenoreanos de antaño.

Ante la proximidad de la batalla, el futuro rey, hace uso de su herencia, y escruta en la piedra de Ortanc; como nos cuenta Aragorn luego de la ardua jornada, el derecho le sobraba, pero la entereza casi le falla. Es así que descubre que debe encontrar la forma de ayudar a los pueblos del sur, y frenar el avance de los corsarios de Umbar. Guiados por su valiente capitán, la compañía gris, junto a Legotas y Gimli, cruzan el sendero de los muertos, y al llegar a la piedra de Erech, reclama el juramento a los perjuros. La historia de la cabalgata feroz, con los muertos pisándoles los talones, se contara mas adelante, en los salones, y de boca de Legolas, a los pequeños hobbits.
Recordemos más bien, como llegan estos valientes a la batalla; Eomer viendo la batalla casi perdida - con la llegada de navios de velame negra - reune a sus hombres en una colina, y luego de un verso de muerte, levanta la espada en señal de desafio:

Entonces, de pronto, quedó mudo de asombro. En seguida lanzó en alto la espada a la luz del sol, y cantó al recogerla en el aire. Todos los ojos siguieron la dirección de la mirada de Eomer, y he aquí que la primera nave había enarbolado un gran estandarte, que se desplegó y flotó en el viento, mientras la embarcación viraba hacia el Harlond. Y un Árbol Blanco, símbolo de Góndor, floreció en el paño; y Siete Estrellas lo circundaban, y lo nimbaba una corona, el emblema de Elendil, que en años innumerables no había ostentado ningún señor. Y las estrellas centelleaban a la luz del sol, porque eran gemas talladas por Arwen, la hija de Elrond; y la corona resplandecía al sol de la mañana, pues estaba forjada en oro y mithril.

Así, traído de los Senderos de los Muertos por el viento del Mar, llegó Aragorn hijo de Arathorn, Elessar, heredero de Isildur al Reino de Góndor. Y la alegría de los Rohirrim estalló en un torrente de risas y en un relampagueo de espadas, y el júbilo y el asombro de la Ciudad se volcaron en fanfarrias y trompetas y en campanas al viento. Pero los ejércitos de Mordor estaban estupefactos, pues les parecía cosa de brujería que sus propias naves llegasen a puerto cargadas de enemigos; y un pánico negro se apoderó de ellos, viendo que la marea del destino había cambiado, y que la hora de la ruina estaba próxima.

Un rey de antaño, traído con el viento de la mañana, en momento de necesidad, regresa a Gondor, y el ejército lo proclama. El enano se emociona al volver a leer estas líneas.

1 comentarios:

rimdgard

wow!!! no recordaba con claridad esa parte, me imagino la alegria de Eomer y los demas hermanos de Gondor y Rohan!!

Un rey de antaño, traído con el viento de la mañana, en momento de necesidad, regresa a Gondor, y el ejército lo proclama. El enano se emociona al volver a leer estas líneas.

Rimdgard.

y no es el unico que se emociona :´}

Déjanos tus comentarios

Son bienvenidos tus comentarios y sugerencias.